INSTITUTOS



Historia

José Antonio Plancarte y Labastida

Breve Biografía

José Antonio nació en la Ciudad de México el 23 de Diciembre de 1840, fue bautizado un día después en la parroquia de San Miguel, en el D.F. Hizo sus primero estudios en el Seminario Tridentino de Morelia Mich. Estudió Comercio en Inglaterra en 1856 a 1862. En Roma estudia para sacerdote en el Colegio Romano de 1862 a 1865. Fue ordenado Sacerdote en Tívoli, Italia el 11 de Junio de 1865.

Se dedicó a la formación de jóvenes mexicanos, aspirantes al Sacerdocio, enviándolos al Colegio Pío Latino Látino Americano en Roma, en 1870. Fundó la congregación de religiosas Hijas de Maria Inmaculada de Guadalupe cuyo fin principal es la Educación Cristiana de la niñez y de Juventud, especialmente de la mujer; las Misiones y la Catequesis Extraescolar.

Amplía, restaura y embellece a la Basílica de Guadalupe (1887-1895) Para la coronación Pontificia de la imagen de la Santísima Virgen de Guadalupe.

Edifica el templo Expiatorio Nacional de México, San Felipe de Jesús, en 1887 a 1897. Murió en la Ciudad de México el 26 de Abril de 1898.

Fundación Antonio Plancarte y Labastida IAP

Antecedentes Históricos

El Siervo de Dios, José Antonio Plancarte y Labastida fundó a las hijas de María Inmaculada en Jacona Mich. El 2 de febrero de 1878, para contrarrestar la ignorancia, la descristianización  e inmoralidad de ese pueble. Trabajó incansablemente en consolidar su obra estableciendo Colegios, Asilos y Hospitales. Las religiosas por él fundadas llevarán el conocimiento y Amor de Dios a la niñez y juventud Mexicana, siendo Madres de los Hermanos, Maestras de los ignorantes, Consoladoras de los afligidos y Asistentes de los enfermos.

Tiene su origen en el celo apostólico del Siervo de Dios José Antonio Plancarte y Labastida (1840-1898), quien para educar moral y cristianamente a la niñez y juventud mas necesitada, estableció en la Ciudad de México dos asilos para niñas:




Más de 100 años que estas dos obras de la Fundación Antonio Plancarte y Labastida siguen roturando caminos de Evangelización y de cultura a favor de la niñez y Juventud mexicana.

La Fundación Antonio Plancarte y Labastida, establecida por el Siervo de Dios José Antonio Plancarte y Labastida, ha hecho todo lo posible por continuar con los principios fundamentales y Objetivos por él instituidos. Hoy día, debido a la grave crisis por la que atraviesa a nuestro País, se necesita de apoyos tanto económicos como espirituales, para continuar con esta obra apostólica educativa en bien y servicio de la Sociedad de Nuestra ciudad de México.